martes, 17 de agosto de 2010

Crónica del primer viaje a Irlanda de RajoTerapia & Friends - Agosto 2010

Jueves, 5 de agosto
A las 17:00 de la tarde (hora torera o del té, según gustos) quedamos 11 viajeros en la estación de autobuses de Murcia para dirigirnos al aeropuerto de Alicante donde quedamos con Ascen, la viajera número 12. Para el embarque tenemos ligeros problemas de sobrepeso (de las maletas) que resolvemos por la vía del desembolso económico... Aparte de eso, el vuelo transcurre sin incidencias memorables (hora de salida y llegada, las previstas en la planificación).

Del aeropuerto a los bed&breakfast de Cork (Action Lodge B&B, Ascen B&B) vamos en taxi, nos repartimos por las habitaciones y a descansar hasta mañana.

Viernes, 6 de agosto
Tras el clásico desayuno irlandés (huevos fritos, bacon, beans y demás productos bajos en colesterol) o las no menos clásicas "toast" nos vamos a conocer Cork, comenzando la visita por una zona poco turística, de la que lo más memorable fue el "Museo de la Mantequilla", en el que no encontramos la archiesperada sala "Marlon Brando" (chiste 1 del muchólogo de la comedia).

Después nos vamos a la zona más turística de la ciudad, visitando sus canales y catedral y comiendo en el barrio más comercial de la misma en un restaurante en el que no acertamos con el plato, aunque sí con la cerveza.

Con el estómago lleno,vamos a pasear por el campus universitario y por un jardín de las cercanías, tras el que nos dirigimos a un pub a escuchar música tradicional irlandesa mientras degustamos unas pintas.

Todavía con el horario español (aquí la hora es una menos que en España) buscamos un restaurante a horas intempestivas (las 22:00 o así de la madrugada), encontramos uno escocés con una mesa para doce, se llamaba McDonald's o algo así (chiste 2 del muchólogo de la comedia).

Sábado, 7 de agosto
Por la mañana vamos a recoger los coches al aeropuerto un grupito compuesto por Víctor, Lola, Pascu, Andrés, Pedro y Francisco. Tras casi dos intensas horas de papeleo y negociaciones (nos querían dar gato por liebre en uno de los coches), salimos rumbo a Cork a por el resto de viajeros en dos Peugeot 308 y un Ford Focus C-Max, llegando al B&B hacia las 13:30, con la tensión del bautismo de conducción por la izquierda.

La distribución habitual de los coches será:
- Coche-mapa: Conducido por Lola, con Víctor de copiloto y Raúl y Belén de pasajeros y co-copilotos. Líder de la caravana en los trayectos interurbanos.
- Coche-GPS: Conducido por Pascu, con el GPS de Pascu de copiloto y Juani, Andrés y Rober de pasajeros. Especialista en las entradas y salidas a las ciudades así como en trayectos urbanos.
- Coche-escoba: Conducido por Pedro y Francisco a cuatro manos, y Laura y Ascen de pasajeras durmientes. Dedicado al enlace entre el coche-mapa y el coche-GPS.

El objetivo del día es llegar a la península de Dingle, uno de los sitios más bonitos del mundo mundial, recomendación de Javi R y punto más occidental de Irlanda. En el trayecto paramos a comer un picnic en el parque nacional de Killarney, donde las avispas nos hacen compañía durante el yantar, llegando a Dingle a tiempo de ver atardecer desde la playa en el océano Atlántico.

En la cena en Dingle, bonito pueblo turístico costero, varios probamos los fish&chips, quedando gratamente sorprendidos. La vuelta a Cork, ya de noche, resulta algo cansada, para ser el primer día de conducción "a la izquierda" hemos hecho más de 400Km. Llegamos a Cork hacia las 2:00.




Domingo, 8 de agosto
Abandonamos Cork y nos dirigimos a Galway, en donde nos alojaremos los próximos días (en la residencia universitaria Corrib Village). En el camino hacemos un alto en Blarney, en cuyo castillo no llegamos a entrar (¿quién necesita elocuencia?), aunque conocemos a unos setters irlandeses que no son de caza (chiste 3 del muchólogo de la comedia). Al castillo que sí entramos es al Rock of Cashel, pueblo en el que tenemos el primer homenaje gastronómico del viaje.

Como somos gente muy sociable, en Corrib Village (donde ocupamos dos apartamentos para seis personas) decidimos llevar la mesa de comedor de un apartamento al otro para desayunar (y cenar, cuando proceda) todos juntos. La operación de pasar la mesa por las puertas de los apartamentos es digna de un documental de La 2 equiparable a los de la construcción de las pirámides de Egipto.

Como con el viaje se nos ha hecho bastante tarde para cenar, terminamos en un fast-food de un centro comercial cercano al campus.

Lunes, 9 de agosto
Dedicamos la jornada de hoy a visitar Galway, una ciudad con un centro histórico pequeño pero coquetón (catedral, "Spanish Arch", etc), en la que tenemos otro homenaje gastronómico y quizás el momento de más frío del viaje (a la orilla del Atlántico). En general, el tiempo nos respeta y la mayoría de los días son de nubes y claros (o directamente de claros) con a lo sumo cinco minutos de conexión de los aspersores que mantienen tan verde el césped irlandés. Las cabañuelas, es lo que tienen (chiste 4 del muchólogo de la comedia).

Pasamos la noche en la residencia, mientras algunos machotes se van a correr buscando golden cherries (Francisco, Víctor e incluso Pascu), Rober da consejos de peluquería y maquillaje a las chicas que se ponen a tiro (Belén, Laura, Ascen) y los demás escribimos postales.

Martes, 10 de agosto
Como de costumbre, desayuno a las 8:30 antes de nuestra jornada viajera. En esta ocasión, hacia el sur de Galway, siendo el plato fuerte los acantilados de Moher, con un entrante (castillo de Dunguaire) y un postre (dólmen de Poulnabrone).

En cuanto a los acantilados de Moher, antes de comer los vemos en un crucero en barco de una hora que nos acerca a su base (y que se pone "extremely wet" en la proa al salir de la zona del rompeolas). Ascen decide no subir al barco y Rober a posteriori se arrepentirá de no haberle hecho compañía (no se dan más detalles para no hacer la crónica desagradable).



Tras la comida (picnic) visitamos los acantilados desde arriba, las vistas sobre el océano Atlántico son impresionantes.

De vuelta a Galway paramos en un bar de carretera (¿o es un pub de carretera?) a probar el café irlandés (salvo los conductores, que este grupo es de gente muy formal) y a cenar (otro homenaje) en un pueblecito del condado de Burren. La cocina irlandesa tradicional es poco variada, pero los platos son sabrosos y parte de buenas materias primas. Excelente el salmón irlandés, bastante buena la carne (tanto ternera como cordero) así como los derivados lácteos y frutos del mar (mejillones).

Miércoles, 11 de agosto
Jornada cinéfila del viaje, comenzamos en las ruinas de un monasterio franciscano (Ross Errilly) apto para películas de época para luego dirigirnos a Cong (Innisfree en "El hombre tranquilo"), donde cong-memos (chiste 5 del muchólogo de la comedia) antes de dirigirnos a la abadía de Kylemore, recinto del que se visita poca abadía, pero que compensa por su paisaje (similar al de las Highlands escocesas) y por sus jardines.

De vuelta a Galway logramos fotografiar a las ovejas escocesas al enésimo intento. El truco está en acercarte sin prisas a ellas en coche y no perseguirlas campo a través. Igualito que con las mujeres.



Jueves, 12 de agosto
A las 7:15 quedamos a desayunar en la cafetería del Corrib Village, a las 8:00 estamos saliendo de la residencia, a las 11:25 entramos al Hartcourt Hotel y a las 12:00 (literalmente) dejamos los coches, con 0,001l de gasolina y un bonito capicúa de 1333,1 en el cuentakilómetros.

Tras otro homenaje gastronómico y una reparadora siesta, damos una vuelta relajada por Dublín (St. Stephen's Green, Grafton Street) y disfrutamos de su animación callejera. Cenamos en la calle Temple Bar, vemos el puente del Medio Penique y cerramos los pubs a base de cerveza negra Guinness, cerveza roja Murphy's y whisky Jameson.

Viernes, 13 de agosto
Por la mañana visita al Trinity College y a Christ Church Cathedral y, tras el picnic en St. Stephen's Green, tarde libre para compras. Quedamos a cenar pronto, para aprovechar el descuento del horario "early bird" y después nos vamos al Temple Bar donde asistimos a un concierto de un trío (un guitarrista, una guitarrista-cantante rockera y una cantante melódica) que nos hacen disfrutar de lo lindo (U2, Oasis, música tradicional irlandesa, Black Eyed Peas, "Sweet Home Alabama", etcétera... y fin de fiesta con "Hey Jude"). Unos cuantos valientes rematan la noche en la discoteca del hotel.

Sábado, 14 de agosto
Día de larga vuelta, a las 12:00 comiendo cerca del hotel y llegando a Murcia pasada la medianoche. En medio, autobús al aeropuerto, reorganización de maletas (para balanceo de carga), retraso de una hora en la puerta de embarque, retraso de tres cuartos de hora dentro del avión, vuelo de tres horas a Alicante y coches Alicante-Murcia.

Coste por persona del servicio Rajotravel:
- Hotel, avión, coches: Alrededor de 460 euros (en función de la facturación o no de maleta)
- Bote (comida, entradas, gasolina): 250 euros
- Vicios varios y regalos: En función de cada uno

5 comentarios:

Víctor Manuel dijo...

Como siempre, ¡¡¡excelente crónica!!.
Destacar la amabilidad y buena educación de los irlandeses, me encanta salir de un pub sin olor a tabaco.
Para próximos viajes por Irlanda, comentar que la península de Dingle merece una noche para poder explorarla con detenimiento
Hasta el próximo.
Víctor

Anónimo dijo...

Con esta crónica los no asistentes al viaje pueden imaginar que sí han viajado con nosotros, ¡¡excelente, Pedro!!
Precioso país, mucho por descubrir, excelentes paisajes. Merece otra visita.
Saludos a todos.
Lola

Anónimo dijo...

Me ha encantado la crónica, lo hemos pasado genia, lástima que hayamos pasado tantan hambre...he venido en los "güesicos".

Anónimo dijo...

eL ANÓNIMO de antes era yo (Belén)

Anónimo dijo...

Gran crónica de un excelente viaje; yo lo he pasado muy bien y me he quedado con ganas de volver a Irlanda tanto por la amabilidad de los irlandeses como por el buen rollito con todos los compas de viaje - chic@s, no cambiéis que da gusto viajar con todos vosotros. A ver si hacemos una segunda reunión en Septiembre aunque sea a tomar café para volver a vernos todos e intercambiar fotos y similares (de las fotos se encarga Roberto, yo he preparado un CD con música relacionada con el viaje). Un abrazo a tod@s y hasta pronto,
Andrés.